Volante Informativo de Connecticut

Los autobuses escolares que operan con sucio diesel emiten contaminantes dañinos que los niños respiran y van directo a sus pulmones aún en etapa de desarrollo, causando enfermedades respiratorias, empeorando el asma y exponiendo a los jóvenes a contaminantes que causan cáncer. Es por eso que el programa Chispa Connecticut de la Liga de Votantes por la Conservación (CTLCV) está haciendo un llamado al Gobernador Dannel Malloy y a nuestros responsables políticos que pongan la salud de los jóvenes y de las comunidades de Connecticut en primer lugar usando los $51.6 millones de la multa de Volkswagen (VW) para la compra de autobuses eléctricos de energía limpia y cero emisiones.

Connecticut es una de las zonas con la peor contaminación del país. De hecho, todos sus ochos condados tienen niveles pésimos de contaminación, y alrededor de 1 de cada 8 niños padece de asma. El condado de Hartford, sede de Chispa Connecticut, recibió calificación reprobatoria por su alto nivel de ozono.

Alrededor del país, aproximadamente 25 millones de niños toman el autobús escolar, y están expuestos al humo de escape de diesel, el cual puede afectar su salud. En Connecticut, hay aproximadamente 467,000 niños que van a escuelas de más de 164 distritos escolares, los cuales atienden a más de 548,000 estudiantes, y donde un tercio de ellos son latinos o negros.
Nuestros niños tienen derecho a respirar aire limpio, y los autobuses contaminadores no deberían ponerlos en peligro mientras reciben su educación.

¿Qué causa el aire insalubre?

Los vehículos de diesel, incluyendo los autobuses escolares, emiten grandes cantidades de óxido de nitrógeno a nuestra atmósfera. Esta contaminación puede causar problemas respiratorios incluyendo ataques de asma, la cual es la principal enfermedad crónica y la primera causa de ausencias escolares de niños y adolescentes.

¿Cómo está actuando el programa Chispa CT de LCV?

El programa Chispa de LCV lanzó su campaña Autobuses Limpios para Niños Saludables en Connecticut en marzo del 2017. Necesitamos autobuses cero emisiones para los 93 millones de millas de rutas de autobuses escolares que atraviesan nuestras comunidades. Los niños y adultos en nuestras comunidades cargan con el tremendo peso de la contaminación que emiten estos autobuses. Estamos organizando a nuestras comunidades para que construyan el poder político necesario y hacer de las flotillas de autobuses limpios una realidad. Juntos, podemos tomar una posición y avisarle al Gobernador Malloy que no vamos a esperar más para tener aire puro. Es hora de #CleanRide4Kids ya.

En Connecticut, Chispa está concentrando su lucha por autobuses escolares limpios en Hartford, sede de uno de los distritos escolares más grandes en Connecticut. También padece de niveles extremos de contaminación de ozono.

La Liga de Votantes por la Conservación también tiene campañas en Arizona, Nevada y Maryland.

¿Para qué se usará la multa de VW y cuánto dinero hay disponible para mi estado?

La multa de VW designa $2.7 mil millones para el Fondo de Mitigación Ambiental. Este fideicomiso de mitigación se estableció específicamente para que los estados implementen proyectos que reduzcan las emisiones de óxido de nitrógeno. Connecticut anticipa que recibirá $51.6 millones.

¿Por qué se multó a VW? VW hizo trampa en pruebas federales para detectar sustancias dañinas emitidas por sus vehículos de diesel que aumentan las enfermedades respiratorias y empeoran los efectos del cambio climático.

Chispa Connecticut cree que estos fondos deben reinvertirse en iniciativas que puedan mejorar la calidad del aire de comunidades y distritos escolares a nivel local, especialmente en comunidades de bajos recursos y comunidades de color donde los estudiantes y las familias enfrentan un mayor riesgo de respirar aire sucio, y padecen por la contaminación de manera desproporcionada.

El Departamento de Energía de Protección Ambiental de Connecticut actualmente se encuentra aceptando comentarios del público para desarrollar el plan de mitigación de beneficiarios del estado y distribuir los fondos.

Puedes enviar tus sugerencias a DEEP.mobilesNuestrosces@ct.gov.

¿Cuál es el impacto de cambiar de autobuses de diesel a autobuses cero emisiones?

Los autobuses limpios significan aire más limpio y niños y comunidades más saludables. Si bien es cierto que los autobuses cero emisiones pueden costar más al principio, cuestan un 30 por ciento menos en mantenimiento que sus contrapartes de diesel, y reducen las emisiones de efecto invernadero en casi un 80 por ciento. Las emisiones de óxido de nitrógeno de los autobuses son particularmente peligrosas porque aumentan la contaminación de ozono, y son un detrimento para nuestra salud, especialmente para los niños. Cada autobús diesel reemplazado por un autobús cero emisiones es equivalente a sacar a 27 autos de las calles, y puede ahorrar hasta $11,000 al año en combustible y en costos de mantenimiento.

¿Cómo me puedo involucrar?

Primero, firma la petición al Gobernador Malloy y envía un texto al 877-877 con la palabra BUSES para hablar con su oficina. El personal de Chispa CT de LCV está trabajando con voluntarios y promotores para luchar por Clean Buses for Healthy Niños. Nos pondremos en contacto contigo y te daremos ideas de cómo puedes involucrarte. Para mayor información, contacta al Director Interino de Chispa Connecticut, Abi Rodríguez a Abirod.ctlcv@gmail.com.