Una lucha en Connecticut

Hilda Rodriguez, Connecticut 27/9/2017

Hilda Rodríguez vio cómo se deshicieron los sueños de su hijo por el asma que padecía. De adolescente, Alex era veloz en las carreras. Su pasión por los deportes de pista y campo era innegable. Luego empezó a padecer dificultades para respirar — aunque sufría de bronquitis con frecuencia, esta vez era algo más serio. Resultó ser una diagnosis de asma.

A pesar de utilizar el inhalador con el medicamento adecuado, a veces se veía obligado a sentarse. Su pasión por el atletismo pasó a segundo plano.

Las enfermedades respiratorias que aquejaban a Alex empezaron desde el jardín de niños, y se vio afectado por años. De adulto joven, Alex de nuevo puso sus esperanzas en una meta importante– enlistarse en las fuerzas armadas. Al momento de registrarse, su historial médico y tras un examen físico completo, Alex fue rechazado por su larga trayectoria de dificultades respiratorias, una condición que se remontaba a su primer ataque de bronquitis. El no tener ninguna excusa médica para Alex hizo que su madre, Hilda, fue obligada a decirle a su hijo de nueva cuenta– que algunos sueños simplemente no pueden realizarse, “no importa cuánto te esfuerces.”

algunos sueños simplemente no pueden realizarse, no importa cuánto te esfuerces.

“El asma y la bronquitis lo alejaron del lugar que él quería, lo alejaron de poder servir a su patria, y tengo que pensar que tiene que ver con todos esos años en que tuvo que usar el transporte escolar para ir y venir de la escuela,” dijo Hilda, lo cual ella notó de manera personal por haber sido conductora de autobuses escolares y conoce muy bien lo tóxico que puede ser la contaminación por diésel.

“Se podía oler el humo del escape adentro del autobús,” recuerda.

Cuando Alex le contó a a su madre que quería involucrarse en la campaña Clean Buses for Healthy Niños, ella supo que la idea era perfecta para él — siempre le gustó resolver problemas.

“Sabía que algún día yo podía contribuir a lograr un cambio para bien,” dijo Alex Rodríguez. “Nuestra comunidad completa puede hacerlo.”